Visitas:

domingo, 29 de mayo de 2011

fugó-sé.



La escasa vagabunda despierta omnisilenciosa 
sobre la tierra mojada.

Desnuda entre pájaros fríos, 
entra a la muerte con los ojos abiertos:

Un abismo sin miedo. 
Una contorsión profunda
antes del nacimiento.


11 comentarios:

  1. Es una pryección muy hermosa. Estoy trabajando en lo que me encargaste. A más tardar mañana tendréis un borrador.

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Me gusta mucho tu blog.

    Un día, yo te compré ésta postal, en un tren...

    Un saludo y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  3. Hola, muchas gracias Mar! Me alegra que te guste :)
    Felices fiestas para vos también!

    ResponderEliminar
  4. Alicia, que bella es esta imagen. Me gusta mucho todo lo que haces tienes una sensibilidad muy especial pero esta imagen en particular me llega al corazón.

    ResponderEliminar
  5. Me han dicho cosas bonitas sobre lo que hago pero jamás me dijeron "me llega al corazón"...
    Te agradezco inmensamente que hayas compartido conmigo ese sentimiento. Me llena de ganas de seguir haciendo lo que hago hoy: ofrecer pedacitos de mi a cambio de lo que necesito para seguir existiendo físicamente.

    Muchas gracias, Marga.

    Un abrazo.

    Alicia

    ResponderEliminar
  6. Me encanta esta tarjeta, hace unos días la elegí en el renfe... Te felicito y te deseo lo mejor, Alicia... Siempre tenemos el timón del barco, sólo a veces hay que sujetarlo fuerte, fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tenemos el timón del barco...
      Uf...
      Un GRACIAS enorme.
      Un abrazo.

      Alicia.

      Eliminar
  7. Me llegó tu tarjeta en el tren y publiqué una entrada del viaje que recorrí esa tarde, distinto del que suelo recorrer a diario, deseo que la disfrutes :- ) http://sloyu.com/blog/2012/09/fugo-se/

    Elisenda

    ResponderEliminar
  8. A Elisenda; la hubiese disfrutado más si hubieses omitido que la evitas como quien evita un "algo", "una cosa". Haces bien en reconocerlo, pero el énfasis no estriba en el reconocimiento, sino en la evasión.

    ResponderEliminar